HACIENDA ZORITA

Organic Farm

Slow Food

FARM FOOD DOES GOOD

Somos pioneros en la agricultura natural y ecológica de España.

Producimos cantidades limitadas de quesos de leche cruda de oveja, jamones ibéricos, embutidos, aceite de oliva, aceto balsámico, verduras, frutas y panes integrales.

WE ARE FARMERS

Nuestra Hacienda Zorita Organic Farm cuenta con 300 hectáreas de un campo de encinas, la dehesa y los campos de trigo, todo ello declarado zona natural protegida, donde nuestro ganado se mueve libremente.

Hogar de la casi extinta cabra verata y de los lanosos cerdos mangalica, que son los únicos primos europeos de nuestros cerdos ibéricos de pata negra. Viven todos juntos, en perfecta armonía, con la autóctona cabra churra y las perezosas búfalas de agua africanas, cuya leche se utiliza para hacer el mundialmente conocido queso mozzarella. No olvidemos los increíbles toros de lidia, que nuestro vecino el matador español El Niño de la Capea cría en la puerta de al lado...

SLOW FUND, THE SLOW FOOD, ENDANGERED SPECIES

Jabalíes, liebres, conejos, palomas, águilas milanesas, zorros y más… todos ellos son residentes locales de nuestra Hacienda Zorita Organic Farm, aunque entran y salen como quieren. Algunas veces no los podrás ver ya que están en medio de la naturaleza salvaje. Pero, quédate tranquilo, están siempre alrededor de la finca.

THE SLOW FUND | POR LA CONSERVACIÓN DE LAS ESPECIES RARAS, AUTÓCTONAS Y EN PELIGRO DE EXTINCIÓN EN HACIENDA ZORITA · ORGANIC FARM

“Estamos firmemente comprometidos con la conservación de las especies autóctonas, raras y en peligro de extinción del Valle del Duero. Por ello, hemos creado el Slow Fund, con él un 1% de los ingresos anuales brutos de Hacienda Zorita Organic Farm son reinvertidos en la zona. Gracias a esta iniciativa podemos cobijar a muchas especies animales para que no desaparezcan. ¡Recuerda, un poco, al Arca de Noé!

Nos sentimos orgullosos de ser los propietarios de las ovejas churras autóctonas, así como de la cabra verata, en peligro de extinción. En nuestro compromiso hemos llegado a ‘convencer’ a unas cuantas búfalas de agua para que se bañen en las del Duero; así como a integrar a una raza de cerdos procedente de Hungría y en peligro de extinción: los cerdos mangalicas. Fue Víctor Redondo quien los trajo a Hacienda Zorita Organic Farm.

Tras su último viaje a Hungría, Víctor se enamoró de estos ‘individuos’ lanosos y los trajo a Hacienda Zorita para convivir con sus ‘primos’ los cerdos ibéricos. ¡Y tengo que decir que hasta ahora les encanta su nueva dieta a base de bellotas de la zona!”.

Jaime

President of Slow Food and committed to the preservation of endangered species.