EL CAÑÓN DEL DUERO

Hacienda Zorita· Natural Reserve

El majestuoso Cañón del Duero fue formado por las salvajes aguas de nuestro ‘río del vino’ – al que, en Portugal, llaman Douro, el Río del Oro—. Se extiende a lo largo de 100 kilómetros y es la frontera natural de España y Portugal.

En el cañón se puede observar un espectacular paisaje de 600 metros de acantilados de granito, así como a la cigüeña negra y a otras aves en peligro de extinción en su hábitat natural.

Sólo la ganadería y la agricultura tradicional están permitidas en la Reserva Natural. Su microclima único permite el cultivo de viñas; pero también de aceitunas, cítricos (la mayoría limones y naranjas), almendras y mucho más...

Dos parques naturales a cada lado del río forman la mayor zona natural protegida de Europa.

El Parque Natural de Arribes del Duero cubre 106.105 hectáreas y es conocido por su biodiversidad y sus cursos de agua, que han erosionado profundos valles y acantilados. Este paisaje es conocido como los Arribes y es Zona de Protección de Aves en Extinción reconocida por la Unión Europea.

El Parque Natural Douro Internacional fue creado para proteger sus espectaculares paisajes, a su flora y a su fauna. Se extiende por una amplia zona a lo largo de las orillas del río Douro y su localización fronteriza entre Portugal y España le han hecho valedor de su apelativo de ‘internacional’.

“Me encanta explorar y descubrir nuevos lugares, la mayor parte alejados e inaccesibles.

Uno de los más preciados para mí ha sido el Cañón del Duero. ¡Ni siquiera sabía que este cañón colosal existiera en Europa! El único lugar comparable en el que puedo pensar es el famoso Cañón del Colorado en USA, pero aquí no te cruzas con mucha gente, a diferencia del Colorado con sus millones de turistas cada año.

Los acantilados a cada lado del Cañón se describen en una sola palabra: ¡impresionantes! Leyendo la historia sobre la región encontré un hermoso poema escrito por Miguel de Unamuno “…claros cielos, abrevando pardos campos, susurrando romanceros…”. Lo escribió en el siglo XIX, pero cada verso se sigue cumpliendo al ver estos paisajes. Mi consejo: navega a lo largo del Río Duero… cada minuto merece la pena y te va a encantar”.

Louisa