NUESTROS VINOS

Hacienda Zorita· Natural Reserve

D.O. ARRIBES DEL DUERO

En el año 2000, Carmelo Angulo y Víctor Redondo estaban buscando un nuevo lugar en el Valle del Duero para continuar formando su nueva familia de vinos, más allá de Rioja. Buscaron a lo largo y a lo ancho... y, finalmente, decidieron ir a los lugares más apartados.

¿Por qué elegimos este lugar entre todo el Valle del Duero? Porque Arribes del Duero era la tierra de la oportunidad.

Este es el lugar más alejado al que posiblemente puedas llegar a lo largo de toda la orilla del Duero en España. ¡Sólo Unamuno había llegado tan lejos antes del siglo XX! Antes de nuestra llegada, sólo unas pocas cooperativas producían vino con la uva local Juan García en unos pequeños viñedos. Sin ánimo de ser presuntuosos, se podría decir que comenzamos una revolución.

Portugal, al otro lado del río Duero, disponía de prósperos viñedos a lo largo de sus escarpadas laderas en terraza. Es aquí donde los grandes vinos de Oporto nacen, y estamos a sólo 200 kilómetros de la ciudad que les dio el nombre. En comparación, el pariente español se mostraba desnudo, sin razón aparente.

Nos establecimos aquí y pocos meses después llegó la denominación de origen.

EL VIÑEDO DE UNAMUNO

Nos encontramos entonces con una finca vacía, justo al lado de donde la alta meseta Central de 800 metros desaparece, para caer hasta los 100 – ¡como si fuera una escalera!- Esta variación en la altitud creaba un microclima distinto y realmente único, que combinaba la influencia oceánica con el duro clima continental de la España central.

El suelo fue para nosotros algo así como un reto. La capa superior estaba formada por 70 cm de arena, seguida por un grueso bloque de granito. Alimentar a las viñas aquí era casi como cuidar a un niño. Tuvimos que asegurarnos de que las viñas disponían de los nutrientes suficientes para crecer esbeltas y fuertes, pero sin darles demasiado, y controlando la fruta producida. Para ayudarlas a alcanzar el agua del suelo, tuvimos que perforar el granito, de manera que las raíces pudieran crecer a través de las grietas.

Trajimos al experto Richard Smart, alias ‘el doctor volador de las viñas’, para aconsejarnos sobre la variedad de uva que pudiera producir la mejor calidad de vinos en la zona. Nos dijo que producir excelentes vinos con la autóctona y fantástica variedad de Tempranillo sería fácil; pero nos retó a ser los pioneros en Arribes del Duero con vinos Syrah. ¡Pronto nos dimos cuenta de que habíamos encontrado la pareja perfecta!

Hoy en día contamos con 70 hectáreas de viñas cuidadosamente conservadas, donde utilizamos las más recientes técnicas en viticultura, incluyendo el sistema Smart-Dyson, y el de riego por goteo. Cultivamos variedades internacionales (Syrah, Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot), así como la autóctona Tempranillo, todas ellas recogidas a mano y cuidadosamente seleccionadas.